La situación.

El agua potable se ha convertido en un activo social de valor incalculable, de acuerdo con un estudio publicado por la UNESCO se prevé que para el año 2030 el mundo enfrentará un déficit de 40% de agua potable de mantenerse el modelo climático actual. En México el reto no es menor, de acuerdo con el INEGI el incremento poblacional ha sido del 28.8% durante los últimos 18 años y los gobiernos y organismos encargados de la producción y distribución de agua potable enfrentan estas realidades con presupuestos reducidos y con grandes y muy justificadas demandas sociales.

Igualmente, un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) muestra que cada dólar invertido para este rubro se traduce en un beneficio económico de US$5,5. Ese retorno en la inversión beneficia sobre todo a niños pobres y a las comunidades desfavorecidas que más lo necesitan.

De acuerdo con el Consejo Consultivo del Agua, la zona centro–norte del país concentra 27% de la población, genera el 79% del producto interno bruto (PIB) y solo hay 32% de agua renovable.

En la zona sur del país, donde está el 68% del agua, se encuentra únicamente el 23% de la población y se genera el 21% del PIB, indicó la organización civil del país dedicada a temas de dicho recurso.Las demandas son muchas y el recurso es invaluable.

Ante estas realidades los organismos públicos y APPs encargados de su producción, almacenaje y distribución se enfrentan a que:

  • Más del 40% del agua potable en todo el mundo no está registrada en los sistemas urbanos antes de llegar al consumidor, según el informe de la revista especializada británica Global Water Es el denominado “Índice de agua no registrada (NRW)”, es decir, la diferencia entre el volumen de agua suministrada y el registrado en los medidores de los clientes.
  • Las fugas, roturas, fallas, errores de medición o fraude se encuentran entre los responsables de esta agua no registrada, un problema creciente que genera pérdidas económicas y ambientales significativas.

Nuestra solución.

Mediante la utilización de Inteligencia Artificial el algoritmo permite una administración más eficiente de las redes de distribución en sectores de utilities como agua, electricidad, gas y petróleo. Ya sea generando información de valor o bien utilizando información preexistente, así se logran niveles de eficacia operacional y ambiental no conseguidos hasta ahora.

Es una plataforma enfocada a la optimización y aprovechamiento inteligente de recursos, permite mejorar el desempeño calibrando la gestión de los recursos finitos como el agua potable.

¿Qué problemas resuelve?

  • Identificación y mejora del factor de “agua no registrada” para integrarla al sistema y gracias a esto poder mejorar la eficiencia en beneficio de la comunidad y el mejor aprovechamiento de recursos naturales como el agua.
  • Gestión de la calidad del agua a través de la automatización de la inyección de químicos mediante inteligencia artificial.
  • Utilización de datos en silos de información.
  • Mejoramiento del proceso de facturación, cobranza y auditoría.
  • Aumentar la calidad del servicio y atención a clientes.
  • Reducción de costos y aprovechamiento de recursos.
  • Aumento en la facturación evitando el fraude por manipulación de los contadores del agua por parte del usuario, a través del uso de inteligencia artificial para el análisis de imágenes de contadores y la detección de diversas tipologías de fraude.
  • Mejora en general de la eficiencia operacional y ambiental.
  • Integración de data a sistemas ERP del cliente para mejorar la gestión.

La producción eficiente, distribución medida y consumo del agua potable como recurso natural limitado se han convertido en puntos focales en los esfuerzos mundiales de sustentabilidad. Tradicionalmente los procesos de producción y su monitoreo al respecto han sido manuales, lentos y sujetos a intuición. Lo que se pretende es tener certeza sobre las realidades y fomentar la toma de decisiones en base a datos reales, fomentar su mejor aprovechamiento como recurso y conseguir eficiencias que reporten ventajas, ahorros y valores que puedan ser aprovechados. Para ello, se propone el empleo de la plataforma Boorie, basada en el concepto Digital Twin, que permite el entrenamiento de agentes -denominados Superbots- basados en inteligencia artificial, que nos permitirán gestionar de un modo más eficiente los recursos del agua.

Nuestra forma de enfrentar el problema es nueva ya que la producción masiva de agua potable y su distribución, la aplicación de tecnologías como IA, conectividad, sensórica, generación de gemelos digitales, utilización de fotografía y reconocimiento de imágenes, su utilización y filtrado de datos utilizando algoritmos de machine learning para automatizar la generación de procesos internos, la utilización de data en distintos formatos y orígenes es única, puesto que estamos empleando una disciplina sobre machine learning muy poco conocida -Deep Reinforcement Learning- pero que tiene un campo de aplicabilidad inmenso. A nivel mundial, el Deep RL está siendo empleado por compañías como Google en la detección temprana de cáncer mediante el diagnóstico de imágenes, y Tesla lo está empleando en el desarrollo de su tecnología de conducción automática.

Parte de la funcionalidad agregada es precisamente la facilidad de la utilización de datos en cualquier formato existente y en cualquier plataforma de almacenamiento ya sea en las premisas del cliente y/o en la(s) nube(s) publica(s).

Parte de la funcionalidad va precisamente a poder crear capacidades de generación de datos en tiempo real sobre el estado de tuberías y la presión en ellas, igualmente a poder monitorear en tiempo real y actuar sobre el sistema de bombeo. Nuestras soluciones aportan al cliente información en tiempo real de lo que está ocurriendo en su contexto operacional, pudiendo presentar esta información en sistemas dashboard y/o aplicaciones de visualización de datos.

Te ayudamos.

Sabemos que las funcionalidades, alcances y resultados de algún proyecto implementado en alguna parte pudieran no aplicar al 100% a sus necesidades, sin embargo, nuestra experiencia y mediante la aplicación de nuestra metodología de trabajo GTD10X encontraremos esas áreas de oportunidad para customizar.  El agua es un recurso invaluable, hagamos que valga la pena de su producción y distribución con información, transparencia y resultados.